domingo, 10 de abril de 2011

Baños, cines, saunas, estadios. (Parte veintiuno)

De estadios

Como un barra brava

En un momento dado, a lo largo de la extensa sobremesa, surgió la mención por parte de Carlos de lo que pasaba en los estadios, más precisamente en los baños de los estadios. Mi pregunta por saber si era cierto que había acción en esos baños, no se hizo esperar.

- Por supuesto que pasan cosas en los baños de los estadios de fútbol.- Sentenciaba Carlos, casi con admiración porque alguien pudiera dudar que allí también había levante, como en cualquier otro lugar donde hay gran cantidad de hombres amontonados. Y ampliaba: - Yo era de la hinchada organizada del Palmeiras, que sabrás, es un club de italianos, entonces la hinchada estaba llena de aquellos tanos grandotes, peludos, panzones. Y pasaba de todo. Claro, tenías que saber con quién te metías. Estaban los que no querían saber nada. Pero en todos los baños había un sector de levante y era de lo mejor.

No pude dejar de pensar en el estereotipo del barra brava. Eso machos violentos, súper viriles, que defienden a capa y espada los trapos de su club, y a los que puede verse en los estadios de cualquier ciudad del planeta, armar tremendas grescas, vaya a saber uno por qué motivos. Parecería riesgoso para un hombre ir a buscar sexo con otro entre esos trogloditas.

-Yo llegaba temprano al estadio, - seguía relatando Carlos- unas cuatro horas antes del partido, porque como era de la hinchada organizada, teníamos que llegar antes para colocar las banderas y todo eso y, claro, entrábamos gratis. Ya durante ese tiempo de espera, antes del inicio del juego, pasaba de todo en los baños. Con el tiempo, con el paso de los años, te vas conociendo con los que son del ambiente, que te van señalando los nuevos que se prenden en la joda. Además de los hinchas, están también los vendedores que trabajan dentro de las tribunas, los que venden bebidas y eso, y los empleados del estadio y entre todos ellos también descubrís a los que se los puede ver en los rincones de los baños haciendo tetera.

(Continuará)

2 comentarios:

Jose Ignacio dijo...

Geniales los últimos post Franco
Me parece súper interesante el saborcito a retrato documental mezcla con relato erótico que tienen
Siendo un poco hijo (por la edad y por geografía)de las relaciones que comienzan por internet, leo esto con mucho asombro. Algo así como: faaaaaaa, las películas porno existían en la realidad!!!
Un abrazo desde Tucuman
Jose Ignacio

Gordo puto, amén dijo...

Gracias José Ignacio.

Es la idea, que sirva como documento, testimonio, de un tiempo y un modo de relacionarse.

Gracias por pasar.

Un abrazo.