lunes, 3 de octubre de 2011

La vida es sueño (Parte 1 de 3)



Hacía rato que tenía ganas de contar algunos sueños (para deleite de mis lectores freudianos ortodoxos), y una entrada en el blog de mi amigo Edu Pamp me hizo decidir.
Comienzo por el más reciente, para no olvidarlo.

Uno

Mi hermana mayor estrenaba su última pieza de teatro (como autora, directora y protagonista) y nos regala entradas a mi hermana menor y a mí. Ya en la fila nos encontramos con los tres kilómetros de cola que había para la entrada del Rock in Rio el día del Heavy Metal. Con paciencia nos disponemos  a esperar cuando un seguridad nos hace pasar a una especie de VIP.  Y justo detrás nuestro cierra.
Subimos una escalera de peldaños de madera y al llegar a la cima, en una especie de taquilla, nos piden documentos y otros datos absurdos tratándose del ingreso a un espectáculo, como, por ejemplo, ocupación. Mi hermana menor, Ana, molesta, saca de su cartera una foto –demasiado grande hasta para una cartera de mujer-donde está vestida con ropas más que insinuantes y mostrándosela a quien le pedía la información, responde:
-  Yo trabajo de prostituta.
 Yo no voy a responder eso, es un abuso. – digo a mi turno.
En el siguiente plano (mis sueños son muy cinematográficos), estoy en el escenario (robándole el momento a mi hermana mayor, perdón Susana). Es un dormitorio donde hay una gran cama matrimonial. En ella estoy yo junto al actor Jayme Periard y la mismísima presidenta CFK.
Le explico a la presidenta que a mí me gustan los hombres, que no es nada personal, que no lo tome como un desprecio. Y  cuando ella sale de la cama, dedico toda mi atención al actor.
Pero antes de que pase algo interesante (solo consigo acariciarle la panza - y eso que usaba una de esas camisetas sin mangas que son de lo menos eróticas-), cambia el  plano de mi sueño teatral-cinematográfico y estoy sentado a la mesa (en el mismo escenario) con la Cris y un cura, muy delgado, de pelo corto y gris y camisa negra con cuellito…
La presidenta apaga las luces de escena y abre la persiana de una ventana (que está en una de las paredes laterales del escenario) y la vista me muestra que estamos a una gran altura y una ancha autopista, por la que avanzan autos a gran velocidad,  llega hasta la ventana.
Aparece en escena un muchacho de unos veinte años. El cura, después de anunciar que tiene solo 57 años,  pide disculpas, y aclarando que debe irse con su hijo que acaba de llegar, hace mutis por el foro.
Ahí (por suerte) desperté.

To be continued…

5 comentarios:

Rubén dijo...

Bueno... no es necesario ser ni psicoanalista y menos ortodoxo para darse cuenta que tu sueño se llama "ORGIA YA"... Hasta el cura con un hijo... cero abstinencia eclesiástica!!! Y la pobre CFK... tendrá relación con que se está deliberando sobre la ley de aborto?????
MUERO POR LEER LAS DOS PARTES QUE FALTAN!!!!

Edu dijo...

Eu fui citado pelo Franco!! Quanta honra. :-) E ainda mais num post de sonhos, coisa que eu adoro! Aguardo as partes 2 e 3 com muita curiosidade. Beijos, lindão!!

Gordo puto, amén dijo...

Gracias Rubén.

Gran abrazo.

Gordo puto, amén dijo...

Edu

Os outros dois sonhos são mais malucos ainda.

Beijos!

top bull dijo...

hola soy de colombia quieren ver culitos hermosos amen http://colombiaosuna.blogspot.com/ siper