miércoles, 12 de octubre de 2011

La vida es sueño (Parte 2 de 3)


Dos

Ahora yo viajo en un tren que ingresa a un túnel.
Los planos generales muestran un paisaje bucólico.
Mucho verde. Montañas, lagos, cielos límpidos.

El tren está muy lleno de pasajeros. En el compartimiento en que estoy hay mucha gente.

En el siguiente plano (recuerden el carácter cinematográfico de mis sueños) estoy en un vagón-casino, jugando ruleta. Todo el mundo vestido tipo película de James Bond: mucho esmoquin para ellos y vestido largo para ellas. Igual que en el plano del compartimiento, hay demasiada gente. Todos con sus copas de champaña en alto, para no derramarla al chocarse con los otros pasajeros.

Entonces miro por la ventanilla. El paisaje pasa veloz hasta que se detiene en un lago. El plano entonces muestra desde el interior del tren en movimiento una especie de isla que hay en el centro del lago. Sin cortes -al más puro estilo Campanella, en la escena del estadio de El secreto de sus ojos-el plano sale del tren y se va acercando a la isla.

De cerca, la tal isla, no es tal. Son muchísimos animalitos unos encima de otros, formando una montaña. La cámara se detiene y muestra en detalle a los animales son una mezcla transgénica de chancho con conejo: cuerpo y cara de chancho, orejas de conejo.

Yo me acerco (¿flotando?) a ver esas criaturas dignas del Dr. Moreau y entonces uno de los engendros, al más puro estilo de boa cerrada del Principito, se traga a otro de los engendros que estaba a su lado.

Por suerte, desperté.



To be continued…


2 comentarios:

top bull dijo...

muy buien soy de4 colombia topbull d

Gordo puto, amén dijo...

Gracias!