miércoles, 28 de septiembre de 2011

Yo me había imaginado una porno...

Fuimos con Raul a participar de un debate sobre el proyecto de matrimonio igualitario aquí en Brasil. El proyecto lo impulsa un diputado socialista, Jean Wyllys, que llegó al Congreso de una manera bien particular. Jean Wyllys es periodista y tiene una maestría en lingüística. Como tema de su doctorado eligió los reality shows, y se anotó en Gran Hermano para, de entrar, hacer allí el trabajo de campo. En su ficha de inscripción no decía esto, claro, pero sí decía que es gay y por eso, entró al programa en 2005.
Contra todos los pronósticos, ganó esa edición del juego.
Ahora es diputado nacional por Rio de Janeiro e impulsa la reforma constitucional -que aquí es necesaria- para que el matrimonio igualitario entre en vigencia.
En el debate posterior a la exposición algunos de los presentes –gays y lesbianas del ala más radical del PSOL, su partido- cuestionaban la necesidad de reclamar la institución matrimonial para el colectivo. Entre sus puntos de vista mencionaron que la "cuestión LGBT" es solo un gran negocio; que el casamiento (nombre que recibe aquí) es una institución burguesa; que el formato patriarcal y monógamo no tiene nada que ver con las formas de relacionamiento de las personas LGBT, etc.

Notable.

Así como Bruno Bimbi cuenta en su libro sobre el matrimonio igualitario en la Argentina que una parte de los militantes LGBT –encabezados por la CHA- se oponían a la ley de matrimonio, aquí, estos militantes, no consiguen distinguir los alcances de establecer en la agenda política local un debate que visibilice a una comunidad que es blanco de un odio que no encuentra comparaciones. Brasil, según un informe elaborado por activistas LGBT y publicado en la revista Caros Amigos, ostenta el mayor índice de crímenes por odio sexual en el mundo. Frente a esto, cualquier intento que ayude a debatir esta realidad, es bienvenido.

Así como la aprobación de la ley en Argentina permitió que hoy se esté debatiendo la ley de identidad de género, el incorporar en la agenda política de Brasil la realidad de las personas LGBT permitiría que se reflexiones sobre la violenta cultura de odio y marginación que se expande a lo largo y a lo ancho de este país-continente.

Recientemente la presión de las iglesias evangélicas obligó al gobierno de Dilma Rousseff a retirar una campaña de educación sexual impulsada por su Ministerio de Cultura y Educación. Invisibilizando una vez más la existencia de las diferencias.

Por supuesto que no significa lo mismo el matrimonio (o casamiento) para una sociedad con fuertes raíces judeo-cristianas que para el colectivo LGBT. Eso nadie lo discute. Pero de lo que se está hablando aquí y ahora es de equiparación de derechos y de reconocimiento a la diversidad.

Uno de los asistentes al debate llegó a argumentar que la conducta de muchos homosexuales en los saunas estaba reñida con la intención de buscarse la aprobación de una modificación que permita la unión en casamiento de dos personas del mismo sexo. Imposible el debate. No pueden trascender de la anécdota.

Y hablando de anécdotas, en la última fiesta de Osos me encontré con un lindo ejemplar de Osito que hacía bastante que no veía. Nunca habíamos tenido nada y era hora de corregir eso. Fuimos a su casa y cuando los preliminares estaban en su mejor momento me pregunta:

- ¿Te molesta si pongo una película?

Yo, que me entusiasmé imaginando que pondría una porno, respondí:

- No, claro, adelante.

Encendió el televisor y en el DVD ya estaba lista la película motivadora. Cuando comenzaron a sucederse las imágenes yo no podía salir de mi asombro. La película que había puesto para inspirarse y calentar un poco más la situación era Star Wars…

10 comentarios:

Edu dijo...

Imposible comentar algo a respecto del "casamiento" después de leer esa de Star Wars! :-) Use the Force, Luke!!

Gordo puto, amén dijo...

La fuerza fur usada, amigo Edu.

abrazo!

Ed dijo...

Bueno a mi Chewbacca me calienta. Jajajaja

Gordo puto, amén dijo...

Ja,ja,ja,ja
Ed, no podía parar de reirme.
Muy bueno,
besos!

Diego dijo...

yo tenia un compañero de trabajo que se masturbaba mirando telenoche !! jajaj

Gordo puto, amén dijo...

Diego,

sobre gustos no hay nada escrito, decía una vieja...

Saludos.

OSOBTA dijo...

No he podido parar de reírme, esta concentrado en lo del matrimonio cuando fue golpeado por "la fuerza". Me he imaginado desde Chewbacca hasta la princesa Leia...jeje

Gordo puto, amén dijo...

Ja,ja,ja
La princesa nooooooooooooooooo!

Anónimo dijo...

No sé de dónde me salió, pero me encanta como escribes. Lo digo porque francamente era una homofóbica declarada, pero despues de leer algunas de tus entradas, me quito el sombrero y me trago las palabras,,, eres un buen oso y (con todo respeto te digo) tienes guapas hasta las letras,,, entre otras, a mi Chewbacca tambien me inspira,,, jajaja

Lis

Gordo puto, amén dijo...

Gracias Lis!

Me emociona saber que te haya podido ayudar a repensar algunos conceptos.

Gracias por pasar y comentar.
Besos,
Franco