jueves, 4 de marzo de 2010

Un beso

Para Rabid

Besé por primera vez a un hombre a los diecisiete años. Desde entonces besé muchos hombres, casi todos los que me parecieron hermosos y las circunstancias permitían que intente besarlos.

Pero hay un beso que me sorprendió y me llenó de orgullo. Conocí al besador en una fiesta del club de Osos de Buenos Aires. Cuando llegó, José, que es gran consumidor de televisión, se me acerca y me dice, “ese que acaba de entrar no es el actor ese…” e increíblemente no le salía el nombre; le dije “es” sin que a mi tampoco me salga el nombre. No hay muchos actores de fama internacional que sean objetos de deseo en un club de Osos. Él lo era (y lo es) y estaba entrando a una de nuestras fiestas. Sin que a ninguno de los dos nos salga aún el nombre, José me increpa, “¿Qué esperás? Andá a darle la bienvenida. Nadie se va a animar a hablarle y vamos a quedar como unos desatentos.” Y salí a su encuentro.

Había llegado acompañado por dos asistentes, uno porteño, el otro no. Se habían quedado bien cerca del ingreso, como esperando lo que José me señalara, que alguien se acerque y los reciba. Al fin de cuentas era una estrella internacional y estaba en una fiesta de Osos. Al llegar a su lado los saludé, me presenté y les di la bienvenida a la fiesta en nombre del club. Él me presentó a sus asistentes y me preguntó dónde podía conseguir una bebida. Le pregunté que gustaba tomar y conseguí la bebida personalmente. Luego me quedé conversando con ellos y de a poco otros miembros del club se fueron acercando y se sumaron a la charla. Una hora después dijo que se tenía que ir, porque estaba en Buenos Aires trabajando y no podía trasnochar mucho. Al despedirlo, no pude con mi estrella y le di un pico, que no rechazó.

Un año después lo vuelvo a ver en idéntica situación. Esa vez no estaba José y no necesité que me aliente nadie para ir a saludarlo. Desde la pista, donde yo estaba en la fiesta de Osos, me acerqué a la entrada donde estaban el artista y sus mismos dos asistentes de un año atrás, sacando entradas. Esperé a que me vea y le pregunté si me recordaba. Su expresión no dejaba lugar a dudas; entonces me acerqué para darle un abrazo y el pico de rigor, que esta vez él mismo buscó.

Dejé que se acomodara y volví a la pista donde estaba bailando antes de su llegada. Compraron bebidas y, pasando por el borde de la pista, se fueron a sentar bien cerca del lugar en que bailábamos. Cuando miré hacia el grupo, él me estaba mirando y levantando su copa en un brindis a la distancia. Yo levanté mi cerveza y completé el ritual. Sin esperar más me fui a sentar junto al grupo con la excusa de chocar las bebidas en un brindis real. Conversamos y no mucho tiempo después me pedía que le muestre el resto del lugar. Cuando llegamos al lugar donde comenzaba el dark room, le dije qué seguía, pensando que no querría entrar. Sin titubear me dijo que entraría si lo acompañaba. ¿Necesitaba más señales? Claro que no. Dos pasos dentro de la oscuridad lo rodeé con mis brazos y se dejó abrazar. Le busqué los labios y se dejó besar. Salimos de la mano, sin necesidad de hablar.

En los quince días que duró el romance salimos casi todas las noches a cenar en diferentes lugares de Buenos Aires. En todos se acercaban a pedirle autógrafos, que firmaba gustoso.

En una de las cenas, en un restaurant de Villa Crespo, hablábamos de la visibilidad de los homosexuales y los límites que debíamos ponerle a los gestos de afecto en público. “Yo te besaría en público”, dijo sin que mediara nada que lo justifique. “No te creo”, lo desafié. Sin volver a decir palabra, se levantó – y el gesto no pasaba desapercibido- rodeó la mesa, se inclinó para quedar a mi altura ya que yo seguía sentado y me partió la boca en un beso que todos vieron en el lugar.

Me sorprendió, porque no esperaba un gesto así. Y me llenó de orgullo haber sido parte de ese gesto, de alguien muy conocido que no tuvo reparo en besarse con otro hombre en público.

35 comentarios:

ALICIA dijo...

Franco!!!!!!genial la historia, está buena, además de tierna. Hay que tener coraje para darse un beso en público,más siendo artista...digo...por el qué dirán.
Seré curiosa...quién es el famoso? por ahí,en internet, leí de alguien que es famoso que lo vieron en alguna fiesta de osos, pero son dichos y como aprendí en la materia que enseña el oso(oso por la apariencia, vaya a saber si es o no. igual el "gaydar" y sus gestos lo venden.jajaja) los dichos son dichos, los rumores son rumores y pocas veces se puede constatar la verdad.
Ja volví, reaparecí...andaba estudiando.
Besos!!!

sergiocazador dijo...

Hey Franco!! no me acordaba esta anécdota del beso…muy buena por cierto. A mí nunca me pasó, ni siquiera con gente desconocida, por lo que en tu caso tiene doble mérito. Un verdadero orgullo.
Un abrazo.
Serg.

tonnta con erre dijo...

por supuesto puede imaginar, sR. oso, que todos los presentes ansiamos saber el nombre.. si fue tan suelto al encajarle semejante beso el susodicho en cuestión, seguro no se incomodaría en que uD. nos diga su identidad ; )


pd: perdone la ignorancia, pero todavía no logro desentrañar de qué va o a qué refiere todo este asunto de osos ! me ilumina?

Gordo puto, amén dijo...

Alicia querida, qué bueno leerte nuevamente!

Creo que no sería elegante de mi parte dar a conocer su nombre.

Si bien él nunca lo negó (en una entrevista en una radio de Buenos Aires le dijeron que él era considerado un ícono para la comunidad gay de Osos de Buenos Aires -nosotros lo habíamos puesto así en un reportaje de una revista-, y le preguntaron qué opinaba. Él respondió que era un Oso. Con toda la ambigüedad de la respuesta.

No es lo mismo un beso ante treinta o cuarenta personas, cuyo comentario podrá ser creído o no si lo difunden, a que alguien lo afirme y lo publique, en este caso en internet.

Si querés, pasame a mi mail el nombre que leíste en internet y yo te confirmo si es.

Besos.

Gordo puto, amén dijo...

Ey Serg.

No se si te la había contado.

Y hablando del susodicho, lo llamé hace un par de semanas y te mandó saludos. Siempre pregunta por todos.

Abrazo amigo.
Franco

Gordo puto, amén dijo...

Estimada tonnta con erre,

respondí a su curiosidad sobre la identidad del besador en la respuesta a Alicia ;0)

Sobre la cuestión de los Osos:
somos varones homosexuales que nos gustamos corpulentos, con panzas, varoniles y con pelos (cuerpo y barbas). A los que gustan de nosotros y son delgados, se los llama "cazadores" (el amigo Sergio, por ejemplo, lector de este blog). El movimiento comenzó en los '60 y se expandió en los '80, gracias a Internet. Hay clubes de Osos en más de 100 países. El de Buenos Aires, al que pertenezco, tiene 12 años de vida, 120 miembros y realiza diversas actividades (se pueden ver en www.ososbue.com)
Espero haber iluminado un poco el tema.

Besos,
Franco
pd: si la curiosidad no quedó satisfecha, al igual que le respondí a Alicia, podés escribirme a fmpastura@gmail.com y te cuento.

Anónimo dijo...

ay locaaaaaaaaaaaa!!! y en tu puta vida besaste a una mina, locaaaaaa, dame una g, dame una u, dame una i dame una d dame una o, guido su.., guido su.., guido suller es el mejor... chau gordo maraca

Catalina dijo...

Holi franco!
Que lindos son los besos especiales...
bah, que lindos son los besos!

Gracias por la visita,
y por la caricia a mi puente naranja... la estaba necesitando

un abrazo!

Gordo puto, amén dijo...

Sí Catalina, los besos son lindos.

Gracias por pasar.

Besos.

Santa María de las Flores dijo...

Uhhhhhhhh, Sr. Gordo Puto, hizo que recordara El Beso, ese que a pesar de tantos besos adorables que recibí y que sigo recibiendo, jamás voy a olvidar. Fue en una vereda de la av. Corrientes, en Bs,As, i=nes=pe=ra=do.
Gracias.
cc

AMICS I AMIGUES DE ROMINA dijo...

hola gordo, feliz dia, un beso

Anónimo dijo...

"... e incluso en la frente del criminal tuvo la grandeza de depositar un beso de simpatía humana"
Tributo a Walt Whitman, R.G. Ingersoll, 1892
-----------
Agradecido, y no rabioso sino derramando besos

Rabid

Catalina dijo...

Franco...
holi, estoy un poco extrañada...
ya que no puedo entrar al blog de Ophelia,
sabés qué pasó?

es un blog muy muy hermoso...
y lo extraño :(

gracias, un beso

Gordo puto, amén dijo...

Hola Catalina,

creo que el problema es que cambió algo en su blog y se hace difícil acceder.
Yo intenté por diversos medios y llegué a abrir.
Fijate desde algún comentario de ella en algún blog y seguí la ruta.

Besos.

Gordo puto, amén dijo...

Santa María de la Flores,
que bueno recordar esos besos,

gracias por pasar.

Gordo puto, amén dijo...

Rabid

gracias por los besos derramados,

abrazo,
Franco

ALICIA dijo...

Ahora que lo pienso, no me acuerdo mucho -nada- de los besos que he dado, robado o aquellos que me robaron. Y los pocos que recuerdo tienen un sabor amargo...¿será por eso que no me acuerdo, por qué no quiero recordarlos?
Y de los que si podría acordarme, se desvanecieron al despertarme.

Gordo puto, amén dijo...

Alicia linda,

cerrá los ojos y recordá los besos lindos.
Y al abrirlos buscá ese beso que no olvides.

;0)

el osculador dijo...

Que historia tan intensa, Franco. Un beso así, en público, merece un lugar en la inmortalidad de tus recuerdos. Gracias por compartir esa vivencia.
Voy a poner todo mi empeño para imaginarme quién es ese famoso, aunque mi cabeza explote como en el film "Scanners".
Uno de los besos que recuerdo con mucho placer, me lo dió un tipo que era fumador. Nunca imaginé que una boca, una lengua con sabor a nicotina fuese tan deliciosa. Además tenía un bigote espeso y duro. Un verdadero beso peludo (ósculo hirsuto).
Un abrazo, Franco.

Roberto.

Gordo puto, amén dijo...

Gracias por pasar Roberto
y por tu recuerdo de beso.

Un abrazo,
Franco

La Maga dijo...

¡Franco! ¡Qué Blog tan estético que tenés!...

Compartimos la amistad de Ophelia y te agradezco la visita a mi espacio, que me permitió conocerte. Es muy cálido tu sitio...¡Ahora somos mutuos seguidores!...

Qué detalle tan galante de tu parte, veo que sos un proverbial caballero al preservar la identidad del estraño personaje...

Ahora tengo un amigo oso y me encantará compartir este tramo del camino, con los mismos ideales compartidos.

Un abrazote!

Gordo puto, amén dijo...

Querida Maga,
bienvenida, y muchas gracias por tus palabras.

Me honra que me consideres un amigo.

Tenemos un camino nada sencillo por delante. Pero vale la pena el desafío.

Besos,
Franco

Anónimo dijo...

hola gordo, se viene la contraofensiva heterosexual ante los caprichos rosas, lee que echaron en brasil a un coronel puto y a los dos maricones que se " casaron" les hicieron un sumario y tienen que devolver la libreta, jajajaaj, manga de soretes mal nacidos

Gordo puto, amén dijo...

Solo para evitar la desinformación, copio fragmento de noticia del 11-3.

Conflicto en la Justicia por el matrimonio gay

La jueza que autorizó el casamiento entre dos hombres pidió investigar por “mal desempeño” al juez que busca anularlo. Y secuestró el acta de la boda para resguardarla.

El juez que buscó anular el matrimonio de Damián Bernath y Jorge Salazar sufrió ayer no uno, sino tres reveses, a cual más grave. En primer lugar, la jueza porteña Elena Liberatori incautó en el Registro Civil el acta matrimonial donde consta la boda, mientras que los cónyuges le entregaron voluntariamente su libreta de familia, para resguardarla. En segundo, Liberatori libró un oficio al juez Félix de Igarzábal para que se inhiba de seguir adelante con la causa en la que dictó la anulación, y entregue en su juzgado el expediente. En tercero, la misma jueza denunció a De Igarzábal ante el Consejo de la Magistratura porteño, y también ante el Consejo de la Magistratura de la Nación. La magistrada confirmó todas las gestiones en diálogo con este diario, al tiempo que explicó los motivos de sus decisiones. “Me gustaría que fuese comprendido en toda su dimensión: lo que hizo el juez (Félix de) Igarzábal es jurídicamente aberrante. Y además conmueve y perjudica la confianza que los ciudadanos tienen que tener en las instituciones de la Justicia. Una actuación como la que exhibe este magistrado es mal desempeño y desconocimiento del derecho.”

Anónimo dijo...

y que me decis del coronel maraca echado por puto?, no van a ganar la guerra, entiendanla de una vez, fueron son y seran los payasos del mundo, si hasta su propia bandera es una payasada, solo falta el guason, jajajajajaajaj

Anónimo dijo...

gordo, sin animo de ofender, porque no te casas vos tambien, estaria bueno no te parece, me dejas ser el padrino de bodas?, pensalo

MUNDO ARCO IRIS dijo...

hola me encanta tu blog lo descubri de casualidad y me parece bellisimo, mucha ternura, mucha calidez, realmente un primor, cariños

La Maga dijo...

Muy bueno el enlace a Página/12. Franco, además de militante, soy abogada. El fallo de Igarzábal es nulo e improcedente no sólo por violar jurisdicción y conceder legitimación activa a quien no es parte, sino también, por incumplir la garantía de defensa en juicio e igualdad ante la ley (arts. 14 y 18 de la Constitución Nacional).

El juez, además, está sospechado de prevaricato,- y así fue denunciado- en connivencia con la Coorporación de Abogados Católicos, porque es muy sugestivo y curioso que, de decenas de juzgados, hayan recaíodo en el mismo, las oposiciones a los matrimonio de Alex y José María, así como los de Damián y Jorge.

Ambos matrimonios son perfectamente válidos y vigentes hasta que se pronuncie la Corte Suprema que, sabemos, tiene mayoría en el voto positivo a los Matrimonios entre Personas del mismo sexo.

((Para desasnar un poco a tanto homofóbico ignorante))

Un beso!

La Maga dijo...

Franco...siguiendo un mes de festejos (este 12 de marzo de 2010, se han celebrado los cinco primeros matrimonios de gays y lesbianas en México D.F, luego de una ley que estableciera el matrimonio y la plena adopción para personas del mismo sexo), podemos decir que en Argentina, respecto de la sentencia favorable de la Corte Suprema de Justicia (Caso: amparo presentado por María Rachid y Claudia Castro, presidenta de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales y de la Fundación "La Fulana", respectivamente),sabemos que contamos con un fallo positivo y mayoritario de la Corte.

El dictamen de la Justicia o la sanción de una Ley en el Parlamento, es solo cuestión de meses.

Un cálido abrazo

Gordo puto, amén dijo...

Bienvenida/o Mundo Arco Iris,

muchas gracias por tu comentario,

un beso,
Franco

Gordo puto, amén dijo...

Querida Maga

Muchas gracias por tus aportes.

Me emocionó ver entre las primeras parejas que se casarn en ciudad de México a la argentina Liliana Felipe y su respuesta al por qué de casarse después de tantos años de pareja con Jesusa. Su ejemplo de militancia me emocionó.

Hoy me pasaron este link de un clip que puso al aire canal 7, y me resultó muy divertido, además de ayudar a pensar.

http://www.youtube.com/watch?v=Kg6_GUpW8n0&feature=related

Por si no funciona el link, se puede buscar en you tube así: 6.7.8- Clip de Barragan nº 3- Los medios y el casamiento, gay.... 21 / 01 /2010

Besos,
Franco

La Maga dijo...

¡Muy bueno el video! ¡Cuánto personaje hetero y facho junto!...((No se lo pierdan))

Sí... conmueve lo de Liliana y Jesusa: más de treinta años unidas ¿verdad? Todo un símbolo de arte, militancia y familia alternativa. Viéndolas juntas: ¿Quien duda de la durabilidad de las parejas gay-lesbicas?.

Comenté un poquito sobre la viabilidad del matrimonio en Argentina, intuyendo que estás muy al tanto de los pormenores, pero no así la cofradía de homófobos que te visitan con una caterva de tonterías.

¡Muy buenas respuestas, querido Franco! Disfruté muchísimo leyéndolas...



Un beso!

Gordo puto, amén dijo...

Gracias querida Maga.

Ya comenté en otros posts la necesidad que tiene algunos agresores de seguir visitando nuestros blogs (no tengo la exclusividad de agresiones de estas lacras).

Bueno, dejemos que ladren...

Un beso,
Franco

tonnta con erre dijo...

muchas gracias por explicarme, franco ! no sabía nada de la existencia de los osos.. qué lindo, no sé, suena muy entretenido por alguna razón -y seguro lo es- : )

besitos,
male.

Gordo puto, amén dijo...

Male

Un placer poder contarte algo del mundo de los Osos.

Y sí, es divertido, la mayoría de las veces.
También somos personas comunes y corrientes. Imaginate 120 personas tratando de ponerse de acuerdo para llevar adelante un club donde las decisiciones las tomamos de común acuerdo.
A veces es divertido, otras ...después te cuento. je